Chat with us

La planta de cemento sostenible de Fortera ha comenzado a operar en Redding, California. Esta planta producirá 15.000 toneladas métricas de cemento por año utilizando dióxido de carbono liberado por una planta de cemento convencional. En el proceso de fabricación de cemento se suelen calentar carbonato de calcio para producir óxido de calcio, un ingrediente clave del cemento, en un proceso que genera dióxido de carbono. Fortera mineraliza este CO2 liberado en esta reacción y lo transforma en una forma reactiva de carbonato de calcio que puede usarse en el cemento. Se dice que la huella de carbono de este proceso es un 70% menor que la de la fabricación de cemento convencional.

La compañía ha comenzado formalmente el procesamiento de cemento ReAct con bajas emisiones de carbono en sus instalaciones ReCarb, adyacentes a la planta de cemento de CalPortland en Redding, California. Esta planta es la primera instalación industrial de mineralización de dióxido de carbono y cemento verde de Norteamérica y una de las más grandes de su tipo en el mundo.

La planta Redding ReCarb está equipada para capturar anualmente 6600 toneladas de dióxido de carbono provenientes de una chimenea que sirve a la planta de CalPortland y para producir 15000 toneladas de polvo ReAct. La compañía estima que realizará entregas a finales de este trimestre a productores de concreto, quienes pueden usar ReAct como material cementoso complementario en aglutinantes mezclados o como reemplazo completo del cemento Portland.

Ryan Gilliam, director ejecutivo de Fortera, manifestó la importancia de lograr este hito para la industria, la producción de cemento sostenible, y lograr a futuro un cemento sin emisiones de carbono, lo cual es invaluable para la infraestructura y la salud de nuestro planeta. Igualmente, reconoció que este es un paso en un esfuerzo mucho más grande necesario para alcanzar la comercialización a nivel mundial y ratificó el compromiso de escalar esta tecnología utilizando la infraestructura existente para movilizar la adopción generalizada de cemento con bajas y cero emisiones de carbono.

Fortera ha medido una reducción del 70% en las emisiones de carbono vinculadas a su producto final ReAct en comparación con el cemento Portland. El compuesto principal de este producto es una forma rara de carbonato de calcio. Las opciones para realizar pruebas de ReAct y demostraciones de concreto incluyen las operaciones de premezclado de CalPortland y Vulcan Materials con el suministro centralizado de concreto.

Esta tecnología ReCarb reduce las emisiones de carbono a lo largo de la cadena de valor sin incurrir en costos de capital sustanciales y así se crea un producto que es tan efectivo como el cemento común. Otro beneficio de este producto es el aumento de la producción en general: cuando la piedra caliza se calienta en un horno de cemento, casi la mitad de esta se pierde en forma de CO2. La mineralización de las emisiones de la fase de calcinación a través de ReCarb produce una tonelada de cemento verde por cada tonelada de materia prima de piedra caliza.

Adicionalmente, ReCarb ayuda a reducir el consumo de energía, dado que la temperatura de horno es más baja, abriendo de esta manera un camino muy positivo hacia la producción de cemento con cero emisiones de CO2 cuando este se procesa con equipos que utilizan energía renovable.

Fuente: https://forteraglobal.com/news/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *